III SEMANA DE CINE ESPIRITUAL

null

El protagonista de la película es Tommaso, un famoso y prepotente cardiólogo, un hombre de firmes creencias ateas y liberales. Está casado y tiene dos hijos, pero tiene todas sus esperanzas puestas en su hijo Andrea, ya que está estudiando medicina como él. Por eso cuando Andrea confiesa a toda la familia que va a entrar en el seminario porque quiere ser cura, Tomasso trata de desenmascarar al cura que ha influido en su vocación, el carismático padre Pietro, pero con ese anuncio quién precisamente se transformará será el propio Tomasso y con él toda la familia. Una familia que es aparentemente feliz, pero que esconde muchas frustraciones y rencores que van saliendo a la luz a lo largo de la película. Ante la fe y el testimonio del padre Pietro Tomasso irá cambiando y desmontando sus muchos prejuicios contra la Iglesia Católica y los “curas”. Y es que, como Andrea le cuenta a su padre, Pietro es especial “porque ayuda a todos… sea el problema que sea, económico, familiar, se desvive por ayudarte. Yo le quiero mucho, gracias a él descubrí mi vocación”.